El reclutamiento de personal es un proceso vital y de gran importancia para las empresas, pues, se convierte en un proceso decisivo en el que se buscan los mejores talentos para que hagan parte de la compañía y se sumen a buscar los resultados fijados. Por lo anterior, contar con estrategias asertivas de reclutamiento es parte integral del éxito organizacional, para garantizar la efectividad de seleccionar a personas calificadas y que se ajusten al perfil. 

Ahora, se cuentan con diferentes técnicas para la fase de contratación, pues, algunas optan por contratar servicios externos que se encargan de gestionarlo o hay empresas que lo llevan a cabo de manera interna, por eso aquí mostramos algunos consejos útiles para mejorar los procesos de selección. 

7 consejos para optimizar un proceso de reclutamiento
  • Definir qué se espera: Se debe tener claro el estado actual de la empresa, que fallas existen, puntos de mejora y lo que se busca en los perfiles a reclutar, definiendo un sistema donde se pueda reconocer habilidades, conocimiento y experiencia que se espera de los profesionales
  • Compartir lo que se ofrece: Cuando ya se tenga claro el perfil a buscar, es necesario tener presente lo que se va a ofrecer para que las personas estén interesadas y se motiven a aplicar; se filtra a los profesionales que están alineados a las necesidades y ofertas de la empresa. 
  • Qué proceso se seguirá: La metodología de reclutamiento debe estar definida para llevar a cabo la contratación del personal, por eso es necesario aclarar, cuantos filtros o etapas tendrá la gestión y que se evaluará por cada una. 
  • Voz a voz: Antes de publicar las vacantes, se puede hacer un reclutamiento interno con quienes ya hacen parte del equipo y conocen la cultura organizacional de la empresa, sobre todo para cargos de alta responsabilidad. 
  • Herramientas eficientes: Para ahorrar tiempo y horas de revisión, se pueden usar diferentes herramientas tecnológicas que optimizan el proceso y ahorran tiempo, como la recepción de currículos, agendamiento de reuniones, portal de dudas y preguntas, etc. 
  • Preparación de cada momento: A la hora de contactar a los candidatos es importante ser eficientes, ir al punto y no alargar la sesión, por eso, se debe planificar, de qué manera se dividirá la reunión, cuanto es el tiempo estimado, las preguntas y estándares a evaluar. 
  • Responder y guardar: Ofrecer respuesta a los candidatos es clave en estos procesos, sea seleccionado o no, se debe dar un feedback a cada candidato de la etapa de sus procesos y una alternativa es tener una base de datos para futuros reclutamientos. 

 

Un punto clave en los procesos de reclutamiento son los canales en que se comunican o portales de empleo, pues serán el contacto directo para despertar interés en la vacante, es por eso, que se debe diversificar para así tener un alto alcance y diversidad de candidatos. A la hora de publicar la solicitud, se debe presentar de manera detallada del puesto, como horarios, modalidad, prestaciones, requisitos e información del rol. 

Los detalles que se dan a conocer, hacen parte de la optimización del proceso, para que los candidatos que apliquen se ajusten a los requisitos y puedan pasar al siguiente filtro a ser evaluados de manera directa con el área encargada de cada empresa. Aquí tenemos algunas técnicas de evaluación efectivas que pueden aplicar según el cargo o empresa donde se ejecute: 

  • Evaluación de aptitudes: Medir la capacidad de las personas para realizar tareas o enfrentar situaciones diarias en necesario para determinar las funciones 
  • Entrevista estructurada: Usar preguntas estandarizadas para conocer a los candidatos y tener un punto de comparación entre ellos. 
  • Pruebas psicométricas: Se mide los conocimientos, habilidades y destrezas de las personas para conocer las capacidades y potencial de los talentos. 
  • Ejercicios de simulación: Evaluar la manera de reacción y comportamiento frente a una situación laboral, puede demostrar las aptitudes personales de las personas.

Aunque parezca un proceso sencillo y estructurado, se deben tener en cuenta algunos detalles clave que pueden aportar o afectar el éxito de una compañía, pues, una nueva persona dentro de los equipos, debe ser competente para sumar a los resultados con base en sus conocimientos, habilidades y aptitudes como persona. 

Aplicando estos criterios y consejos, se puede ahorrar no solo tiempo, sino errores dentro de las empresas, asegurarse de contratar los mejores talentos, depende de sistematizar los procesos, ser detallista y establecer los estándares a evaluar según sea el caso. 

¡Escríbenos y da un paso hacia la eficiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *